Hola de nuevo!!!. Estoy tan agradecida por el éxito de las orejas de mi madre en la red, que me he dicho: es injusto que mi madre se hayahecho famosa por sus orejas de carnaval y no las pueda comer. Así que me he marcado el reto de conseguir unas orejas aptas, tanto para ella como para mi hijo Pablo, que llevaba unos días diciendo que estos carnavales no iba a poder probarlas (para los dos son los primeros carnavales sin gluten).

Como a mi eso de la marcha me va (en todos los sentidos) y los retos me fascinan, aunque reconozco que también me estresan, aquí están las Orejas de Carnaval sin gluten, que he conseguido hacer y, que están buenisísísísímas.

Cuando le aparecí a mi madre con la bandeja y un poco de masa extra, cogió una tras preguntar si las podía tomar (ella te es precavida, aunque no lo demuestre siempre) y le pegó un mordisco de esos con ojitos cerrados para exclamar posteriormente “qué ganas tenía de tomar algo de masa“. Jaja, como decía aquella que conocemos, “cuanta más masa, mejor se pasa“. Nos echamos a reír. Le parecieron estupendas y, tanto, que el resto de masa que le llevaba, fue convertido en 10 minutos en otra bandeja de orejas.

Cuando os digo que están buenas, creedme. Sabéis que si algo no me gusta, no lo publico. Además, mi madre es muy exigente, casi tanto como yo, y muy clarita. Si algo está falto de sabor, duro, seco, etc., ella va y te lo dice. Así que si ella le dió el aprobado, es que están aprobadas.

Vamos con la receta que sé que Carla está esperando por ella, para hacérselas a su madre y Ruth, en Madrid, también espera.

orejas1

INGREDIENTES:

  • 375 gr de harina Schär Mix B
  • Medio vaso de agua (medido por uno de crema de chocolate con avellanas para untar)
  • 2 cucharadas de mantequilla 
  • Cuarto de vaso de anís
  • Unas gotas de esencia de anís (de esos botecitos de la farmacia. Yo lo eché a ojo).
  • Ralladura de un limón
  • Un huevo grandecito (creo que con dos serían aún más estupendas, ya que quedaría la masa más crujiente)
  • Sal a ojo (una pizca)

ELABORACIÓN:

  • Podéis seguir el paso a paso de las Orejas de mi madre pinchando aquí.
  • Os confieso que metí todo en la Chef-O-Matic, porque estaba haciendo filloas a la vez, seleccioné programa 10 y lo dejé como unos 20 minutos. Paré la máquina y dejé reposar la masa dentro, como una hora larga (hasta que terminé de filloar).
  • El proceso es igual que el de las gluteneras.
  • En mi casa, siempre se han espolvoreado de azúcar en grano, nada de azúcar glacé y, la forma, se la damos con una brocheta de acero nada más echarla en el aceite, calentado con la piel de limón.
orejas3

Espero que os salgan estupendas y, sobretodo, gusten a los celíacos. Aquí, nos las hemos tomado todos y, una vez más, no se aprecia si son o no con gluten.

Muacs dulces y feliz Entroido!!!

(mira que me gustaba disfrazarme y meterme con la gente. Este año, no me apetece nada).