En primer lugar, quiero agradecer a Miguel Ángel Arean de Castañas Naiciña por brindarme su fantástica harina de castaña. ¡Qué olor más rico al abrir el paquete y qué sabor tan delicioso aporta a las elaboraciones!. Muchísimas gracias Miguel.

Es que no puedo más que animaros a emplear en vuestra cocina la castaña de Galicia. Ya sabéis, todo el año tenemos este producto envasado al vacío, congelado, en almíbar, harina,… que podemos emplear tanto para dulce como para salado. Un éxito seguro. Si queréis saber más sobre la Castaña de Galicia, pinchad aquí.

Galletas de Castaña

Seguimos este mes de junio que está siendo, digamos, especial. Hay situaciones que no se esperaban y confiemos deriven en positivo. Afortunadamente, me rodean personas que me llenan de cariño y me dan todo su apoyo y eso no sabéis qué bien me hace. Gracias de corazón.


 

Para probar este regalazo de Castañas Naiciña, unas galletas super sencillas y super sabrosas coronadas con chocolate blanco. La textura está a medio camino entre una galleta y un bizcocho muy suave.

INGREDIENTES:

  • 100 gr de harina de castañas (yo he usado la riquísima harina de Castañas Naiciña)
  • 100 gr de mantequilla (mi marca láctea de cabecera ya sabéis que es Feiraco)
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr de claras de huevo (yo he usado un bote que tenía abierto de claras pasteurizadas)
  • 50 gr de chocolate blanco

 

ELABORACIÓN:

  • Precalienta el horno a 160º.
  • Bate la mantequilla a temperatura ambiente, con el azúcar hasta que cremen.
  • Añade la clara de huevo y sigue batiendo.
  • Por último, incorpora la harina de castaña tamizándola sobre la mezcla anterior e integra con la espátula.
  • Deja reposar esta pasta.
  • Con la ayuda de una cuchara, deposita porciones sobre una bandeja de horno, forrada con papel de hornear. Yo he usado la manga pastelera aunque no es necesario, ya que con el calor, la masa tiende a esparcirse un poco y no mantiene la forma. Eso sí, deja un espacio entre ellas para que no se peguen.
  • Hornea durante unos 8 minutos. Cuando los bordes empiecen a tomar color, retira del horno y deja enfriar sobre una rejilla (todavía te parecerá que les falta cocción, pero terminan de hacerse al enfriar).
  • Funde en el microondas, o al baño María, el chocolate blanco y con una manga pastelera, traza el dibujo que te apetezca sobre las galletitas. Deja que se endurezca y guárdalas en una lata hermética.

Para acompañar el café, la merienda, el desayuno o, simplemente, para darnos un gran caprichito resultan exquisitas. Me han encantado.

galletas_castaña_2

 

fuente: Flavio Morganti