He de confesar que nunca había oído hablar de esta localidad zamorana. Mil disculpas. A partir de este momento, me declaro fan incondicional de Morales del Rey. Pero sobretodo, del restaurante Brigecio.

A veces, las mejores situaciones surgen sin ser planificadas. Algo así fue cómo llegué a este local. Haciendo el viaje de vuelta a Galicia desde Madrid, tenía tres planes para almorzar. El primero estaba completo y me ofrecía esperar hora y media para conseguir mesa……descartado; el segundo estaba completo y me ofrecía esperar una hora……descartado; y, al tercero, le quedaba una única mesa para dos…LA MIA. Así que después de recibir las amables indicaciones desde el otro lado del teléfono, tomamos la salida hacia Manganosa de la Polvorosa y unos cuantos kilómetros más allá, llegamos a nuestro destino: Morales del Rey.

A la entrada del Brigecio, los carteles como local recomendado por las Guías Michelín y Repsol, además de ser miembro de la Asociación Euro-Toques, ya nos dan una pista de que, mal local no debe de ser.

comedor

Hace diez años que Olegario Calvo junto con su mujer Esther, decidieron abrir este restaurante que se ha hecho un hueco en la gastronomía zamorana merecidísimo, desde mi humilde punto de vista.

mesa

 

De cortesía, una Copita de Crema de Huevo frito con Chichas de Chorizo y Patata Paja.

aperitivo

 

De primero para compartir, Cecina de León IGP regada con el riquísimo AOVE de Pago Baldíos San Carlos. Estupenda estupenda.

cecina

 

Y, siendo croquetera como soy, no podía dejarlas pasar: Cremosas Croquetas de Merluza, Gambas y Jamón que estaban para ponerles un pisito.

croquetas

 

En los segundos optamos por las carnes. Mi Lomo de Corzo con Milhojas de Manzana y Puré de Castañas….glorioso. Esa salsa pide a gritos pan, pan, pan. Tiernísimos bocados en su punto contrastando con la frescura, justa acidez y toque dulzón de la manzana impecablemente.

lomo_corzo

 

El Solomillo de Ciervo con Nata, Setas y Arroz, merece levantarse y darle un besazo a Gary.

solomillo

 

Llegados a este punto, yo sólo pedía que los postres no defraudaran y, así fue. Para desengrasar, un Gazpacho de Fresones con Helado de Queso del que me tomaría tres más. Así soy yo…no tengo medida.

gazpacho

 

La Cuajada de Queso de Cabra con Helado de Fresa y Miel de Brezo estaba suave, cremosa y adictiva.

 cuajada

 

Si viérais la carita que tenía de ilusión. Sólo le repetía a C, “qué bueno, qué bueno, qué bueno está todo”. Ya estaba pensando en regresar este finde que tocaba repetir ruta. La pena es que, para cuando llamé, ya estaba todo completo. Como os decía antes, sólo sirven un servicio y está claro que hay que reservar con bastante antelación. Qué pena me llevé. Tenía ganas de que Pablo lo disfrutara como yo, porque además, el Restaurante Brigecio es un establecimiento en el que los celíacos no tienen problema para comer. Disponen de pan sin gluten, adaptan los platos para que las personas con esta intolerancia puedan degustar los mismos de la carta y, por lo que pude comprobar cuando llamé para preguntar al respecto, conocen cómo cocinar, evitar la contaminación cruzada y muestran, además,  un gran interés por ayudar. Todo esto lo hace todavía más recomendable.

 

Restaurante Brigecio

Calle Calvo Sotelo, 2
49693, MORALES DEL REY
ZAMORA