Hola chocolatosos!!!. Me vais a permitir que esta entrada se la dedique a una persona muy especial, mi madre.

Y digo especial no por nada, sino por mucho. A ver, tampoco voy a soltar el típico discurso que todos los hijos dirían sobre su madre. No quiero hacerlo porque todo sonaría obvio, normal, lo usual que cualquier hijo diría de la persona que le ha traído a este mundo.

Pero mi madre me ha acompañado en todos los momentos especiales de mi vida, ha sacrificado su tiempo y, su tiempo de juventud en criarnos a mi y a mis hermanas. Y digo “tiempo de juventud” porque mi madre se estrenó jovencita en este papel. Y no digo “joven” porque mi madre lo sigue siendo.

Han habido momentos malos por el camino, un camino que desde hace diez años, tiene que recorrer un poquito más sola, con la ausencia de su otra mitad. Ha cuidado y perdido seres muy queridos, necesarios, imprescindibles. Y, aún a pesar de ello, ha sabido sacar fortaleza y seguir el camino volcada en sus hijas y nietos y, también, en descubrir el mundo y hacer y deshacer maletas para viajar mucho, ha irrumpido en este mundo virtual, se ha hecho a las tecnologías que nos rodean y muchas cosas más.

tarta4

Seguro que hasta aquí la historia os suena, porque es la historia de muchas madres, verdad?. Pero aún os tengo que decir el verdadero motivo de esta entrada y, por consiguiente, de esta tarta. Mi madre, ha salido victoriosa, tras dos años sin saber contra qué estaba luchando. Gracias a que insistimos mucho a los médicos, hemos conseguido, no sólo saber lo que le pasaba, sino que una vez diagnosticada su celiaquía, estamos viendo cómo cada día se siente mejor, y está ya casi recuperada del todo.

Por supuesto que este dato ha traído un cambio de vida radical en sus costumbres alimentarias, en las medidas a adoptar a la hora de cocinar y hacer la compra, de saber qué tomar y qué no debe tomar cuando viaja o sale con sus amigas. En ello estamos todavía concienciándola de los cambios y que estos los tiene que hacer ella y no tienen por qué ser tristes ni desastrosos.

Cuando surgió este gran cambio, la celiaquía no era para mi algo tan desconocido, ya que había conocido a algunos blogueros celíacos que me habían introducido a esta intolerancia y que ahora me han prestado mucha ayuda. Agradezco además, la labor que hacen tantos otros en su lucha por dar a conocer esta intolerancia, por adaptar tantas y tantas recetas, por tanto trabajo realizado y tantos kilómetros andados y que nosotros recién comenzamos con mi madre. 

No puedo dejar de nombrar a Victor y Ana de Caminar sin Glúten, a Marisa de Cocina Fácil sin Glúten, y a tantos otros que me están ayudando a conocer más de cerca esta intolerancia y muchas recetas. Asimismo os invito a visitar la web de la Plataforma por la Ley Celíaca Española para que podáis conocer más de cerca todo lo que se está haciendo por este colectivo y para que ayudéis en difundirlo.

Tras esta introducción, nos ponemos con la receta de la Tarta Charo, sencillita como es la norma de mi cocina, y que no está reñida para nada con su sabor estupendo. Se la hice a mi madre para celebrar su santo el pasado 7 de octubre. Nos la comimos todos y coincidimos en que no se notaba nada la ausencia del glúten. Estaba buenísima. Y ver a mi madre comerla con ganas fue fantástico porque siempre que hay tarta tiene que quedar sin probarla y a mi me da penita porque sus ojitos expresan una mezcla de frustración y de deseo. El mismo que tengo yo en que os guste.

La receta del bizcocho de queso y limón la tomé del blog Cocina Fácil sin Glúten.

La receta de la crema pastelera la conocí a través del blog Las recetas sin Glúten de Nika, quien, a su vez, la tomó del libro de Thermomix “Cocina sin Glúten”.

tarta1

 

INGREDIENTES:

Para el bizcocho de queso y limón:

  • 185 gr mantequilla blandita
  • 185 gr queso crema
  • Ralladura de un limón
  • 330 gr azúcar
  • 3 huevos
  • 150 gr harina de arroz (Mercadona)
  • 100 gr Maicena
  • 1 sobre doble de gasificante (Mercadona)
  • 100 gr azúcar
  • 125 ml agua
Para la crema pastelera:
  • 100 gr azúcar
  • 500 ml leche
  • 50 gr Maicena
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de azúcar vainillado
  • Para la cobertura de chocolate:
  • 200 gr de chocolate postres
  • 200 ml nata líquida (Mercadona)
  • 75 gr mantequilla
Para los adornos de nata:
  • Nata para montar al 35% (Mercadona)
  • Azúcar

ELABORACIÓN:

Para el bizcocho:

  • Batimos la mantequilla junto con el queso crema y la ralladura de limón hasta que tome un color claro. (Yo he utilizado la batidora de barillas).
  • Añadimos el azúcar y batimos de nuevo.
  • Agregamos los huevos uno a uno y seguimos batiendo.
  • Añadimos la harina en dos veces e integramos con movimientos envolventes.
  • Vertemos la masa en un molde redondo enmantequillado.
  • Horneamos a 180º hasta que, al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia (unos 40 min).
Para el almíbar:
  • Calentamos unos 15 min el agua y el azúcar y reservamos.
Para la crema pastelera:
  • Ponemos todos los ingredientes en el vaso del Thermomix y programamos 7 min 90º Vel.4. 
Para la cobertura de chocolate:
  • Calentamos la nata y, antes de que hierva agregamos el chocolate troceado. Dejamos unos segundos y removemos bien hasta que se deshaga por completo.
  • Añadimos la mantequilla e integramos todo bien. 
  • Vertemos inmediatamente sobre la tarta.
Procedemos al montaje:
  • Una vez enfríado el bizcocho, lo partimos en dos y calamos con el almíbar.
  • Cubrimos una parte con la crema pastelera y tapamos con la otra parte del bizcocho. Napamos con la cobertura de chocolate y adornamos al gusto.
tarta5

He quedado muy satisfecha con el resultado y, lo más importante es que a mi madre le ha chiflado y verla disfrutar con una tarta que no es triste por la ausencia del glúten, ha sido un regalazo.

Sigo practicando y aprendiendo poquito a poco más recetas para que ella no sienta la ausencia de platos de siempre.

tarta3

Y a ti, mamá, decirte que Te Quiero muchísimo y que me alegro tanto de verte tan bien ahora que sólo quiero que sigas así, pero que nos hagas caso, que vayas a la asociación de celíacos, que experimentes en la cocina, y etc. etc. etc.

Muacs dulces